Siempre se empieza por el principio

El otro día, en mi Facebook personal, comentaba lo bien que me sentía por tener trabajo, pero lo decía especialmente por todos aquellos y aquellas que están empezando y ven que es tremendamente complicado.

Todos empezamos de 0. Todos. TODOS.

Sabéis que, desde hace ya varios años, imparto cursos online de fotografía para aficionados. Lo que ha ocurrido durante estos años yo no me lo esperaba, ni soñarlo. Muchos de mis alumnos han decidido emprender su camino en esta profesión, han creado su página web, su portfolio y están trabajando. Unos más, otros menos, pero están ahí, y con muchas ganas e ilusión, que es lo importante.

Recibo muchos correos pregúntandome cómo empezar en esta profesión, qué se necesita, qué medidas legales hay que tener en cuenta, etc, etc... Y yo siempre suelo decir lo mismo, para empezar hay que tener ganas, paciencia y mucho ánimo. Y si puedes tener un rinconcito de ahorros, mucho mejor. El resto te lo dirá un gestor.

Hay quien cree que uno se levanta una mañana y decide que va a ser fotógrafo. Bueno, puede ser que pase, pero lo que no suele ocurrir es que uno decida que quiere ser fotógrafo, abra un estudio esa misma semana y a la siguiente tenga a los clientes haciendo cola. Y si a alguien le ha pasado, por favor, que nos cuente su secreto.

A mis alumnos siempre les insisto que respeten la profesión, que hagan las cosas bien, que se hagan valorar y que, sobre todo, no se dejen nublar por alardes que no hacen más que desmoralizar y hacer que pienses que tú no vales, porque no puede ser que todo el mundo tenga 20 sesiones a la semana y tú no. Eso es porque tú no estás haciendo las cosas bien. No. Esto NO es así.

¿Conoces a algún panadero que en su Facebook ponga las barras de medio que ha vendido en todo el día y las que tiene previstas vender esa semana? Yo tampoco. Comparo esta profesión con la pesca (con todos mis respetos hacia ambas), porque teniendo pescadores (de afición) en la familia, estoy acostumbrada a comprobar que el tamaño del pez suele ser más grande en su imaginación que en la báscula, sin contar aquellos que tienes que creerte que eran como tiburones pero que no puedes ver porque devolvieron al mar. Con la fotografía ocurre lo mismo, siempre hay quien tiene la agenda repleta y hasta cerrada de sesiones a 8 meses vista. Si es así, no hay más que alegrarse, pero cuidado, los que empezáis en esta profesión no os dejéis encandilar ni os desmoralicéis por esto. Como mi madre me ha dicho siempre, de lo que veas, no creas ni la mitad. Ojo, que no quiero decir que haya fotógrafos que estén a tope de trabajo y reservarles una sesión es como querer ir al Bulli a comer (cuando existía), pero no es lo habitual.

Y este mensaje no tiene otro objetivo que justo ese, deciros que no es oro todo lo que reluce, que hay épocas mejores y épocas peores, que hoy puedes tener dos sesiones, mañana tres y la semana que viene poder dedicarte a sacar brillo a las baldosas de la cocina. Lo que ocurre es que lo malo no se suele contar, solo lo bueno, pero dentro de lo bueno siempre hay algo malo y al revés.

Práctica, constancia, ánimo, paciencia e intentar hacerlo lo mejor posible. Y tiempo. Y el trabajo vendrá, de verdad.





Pin It


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

2 comentarios :

  1. Genial, eso es lo que hay que oir de una profesional !!! ...
    Hace cosa de un mes hice mi primer reportaje a un amigo, y cuando fuí a pasar mis fotos a papel, la de la tienda (una de las que hay en mi pueblo) le dijo a su compañera mientras yo hablaba con mi peque...
    mira, estas fotos son de este, has visto ahora todos se creen fotógrafos hahaha....y se rieron las dos....lo que no sabían es que yo estoy en el plato y la tajá.....y no me gusta que me menosprecien, además, mis fotos son mejores que las suyas, pero eso ya lo vieron.
    Sus mejores fotos, son las de carnet...con esto lo digo todo, pero se las dan de ser los mejores, son como dioses, o eso creen ellos....
    Bueno Eva, un saludete y decirte que eres muuuuuuu GRANDE !!!!
    P.D. Perdón por la parrafada....XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando un profesional menosprecia a otro, se ríe de su trabajo, sea o no una afición, ya habla por si solo, no crees. Ánimo y a seguir así, Sergi! Un abrazo grande.

      Eliminar

Gràcies per la vostra visita. Gracias por vuestra visita.